Música Viva

 

 

 

Forma estrófica

 

 

 

 

Se denomina forma estrófica a la más elemental de las formas musicales. Consiste en una única frase musical que es repetida de manera consecutiva al menos una vez, es decir, que con la presentación inicial, la frase es interpretada al menos dos veces. Algunos autores llaman a ésta como forma primaria, precisamente por encontrarse en el origen de cualquier otro procedimiento y forma musical.

 

Dada su sencillez esta forma fácilmente puede resultar monótona, pues éste es uno de los peligros en los que se puede caer al emplear de manera excesiva el procedimiento de la repetición. Por ello, para evitar caer en esa monotonía, lo habitual es que se ponga algún remedio para que esto no ocurra: alguna pequeña variación en las repeticiones, intercalar  breves interludios instrumentales entre estrofa y estrofa, etc.

 

La forma estrófica es característica sobre todo de la música vocal, o sea, de la música cantada, y por tanto requiere de un texto para ser interpretada por los cantantes. De esta manera, es precisamente ese texto el que nos ayudará a que la repetición sucesiva de una misma frase musical no resulte monótona en exceso, pues cada vez que dicha frase musical es repetida se canta con un texto diferente.

 

La forma estrófica es la que más abunda en la música popular y folklórica, la cual es mayoritariamente música vocal, y su sencillez y carácter repetitivo facilitan la interpretación a cualquier persona que no sea un músico profesional. El folklore español está por tanto repleto de ejemplos de canciones que siguen el modelo estrófico, esto es, una misma melodía interpretada varias veces con diferentes letras.

 

Por ejemplo, el villancico popular español “Tan tan” se suele cantar con varias estrofas, no siempre las mismas, dependiendo del lugar y de los gustos y tradiciones de la gente en las diferentes regiones en las que se canta. A menudo se canta con tan sólo tres estrofas, tales como éstas:

 

ESTROFA 1ª                           ESTROFA 2ª                  ESTROFA 3ª

Tan tan. Van por el desierto.

Tan tan. Melchor y gaspar.

Tan tan. Les sigue el negrito

que todos le llaman el rey Baltasar.

Tan tan. Vieron una estrella.

Tan tan. La vieron brillar.

Tan tan. Tan pura y tan bella

que todos la siguen a ver dónde va.

Tan tan. Se cansa el camello.

Tan tan. Se cansa de andar.

Tan tan. Que está cargadito

De incienso y de mirra para quién será.

 

Que se cantarían así:

 

j0433931[1] ESTROFA 1ª j0433931[1]

j0433931[1] ESTROFA 2ª j0433931[1]

j0433931[1] ESTROFA 3ª j0433931[1]

 

Al interpretarse el villancico completo podemos observar cómo existen breves pasajes instrumentales (interludios) que se intercalan entre cada estrofa, así como al principio y al final de la obra:

 

j0433931[1] ESCUCHAR j0433931[1]

 

 

 

 

 VOLVER  AL  INDICE  DE  LA  REPETICION  EN  LA  MUSICA

 

 

 VOLVER  AL  INDICE  DE  FORMAS  MUSICALES