Música Viva

 

 

 

Aria

 

 

 

aria.jpg

duetto.jpg

 

 

 

 

 

El aria, como estilo musical, está vinculada, al igual que el recitativo, a las formas musicales del Barroco. Se relaciona por tanto con el nacimiento de ópera barroca, así como con las formas religiosas: cantata, oratorio y pasión. Se puede definir como una melodía muy adornada y expresiva para cantar por un solista, y habitualmente acompañada por orquesta o por un grupo instrumental importante.

 

La función que el aria cumplía era doble. Por un lado, suponía un claro contraste de estilo con el recitativo, de modo que todas las formas musicales anteriormente citadas, se componían a base de alternar un recitativo con un aria, intercalando a veces alguna pieza con coro, o bien alguna pieza puramente instrumental. Por otro lado, el aria cumplía la función de expresar con la máxima musicalidad el sentimiento que se había citado en el recitativo anterior, de manera que recitativo y aria se complementaban a la perfección y suponían una unidad que expresaba ese sentimiento que se pretendía describir.

 

A lo largo de los siglos XVII, XVIII y XIX el aria fue el pilar sobre el cual giraría la ópera de estos periodos, adoptando formas diferentes, y siendo el principal atractivo para el público, que veía así en las arias más hermosas la razón de su afición por la ópera.

 

Cuando había más de un cantante solista en las arias se emplean otros vocablos para designarlas. Así, cuando actúan dos solistas se habla de duetto, y cuando son tres se dice que cantan un terzetto. Y si el grupo de solistas es numeroso (más de cuatro o cinco), lo que era norma habitual en los finales de acto de las óperas italianas, se denomina concertante.

 

 

 

 

j0433931[1] ARIA j0433931[1]

 

 

j0433931[1] DUETTO j0433931[1]

 

 

 

j0437797[1]  VER  j0437797[1]

 

 

 

 

 VOLVER  AL  INDICE  DE  MUSICA  VOCAL

 

 

 VOLVER  AL  INDICE  DE  AGRUPACIONES  MUSICALES